Breve historia de USO y su hipertrofia malsana

Un grupo de jóvenes de Rentería en aquellos años que toda organización sindical o política estaba reprimida y bajo los auspicios de un sector eclesial progresista vinculado a la Teología de la liberalización tras el Concilio Vaticano II del papa Juan XXIII del  25 de enero  de 1959, a través de las HOAC y las JOC se fundó USO en 1960, único sindicato legalizado entonces; tras las primeras elecciones y la legalización de UGT hubo un Congreso Extraordinario de Unificación UGT-USO (Madrid, diciembre de 1977),  en 1980 el resto de sus militantes pasaron a engrosar las filas de CCOO, quedando USO totalmente diezmada y solo con las siglas, desprendidos los elementos claramente sindicalistas, abandonan su perfil autónomo respecto a  partidos políticos, fortalece el proceso orgánico reaccionario dentro del sindicalismo cayendo bajo el paraguas de UCD primero y del PP después, es notoria la adscripción de bastantes militantes y secretarios generales de comités de empresa como miembros de dicho partido en distintas áreas o cargos.

Esta doble afiliación marca el nuevo carácter de USO, su oportunismo y forma de actuar bajo la bandera sindical, falseándola, junto a su impotencia para estar al frente de los asalariados allí donde consiguen afiliación y apoyos la compensa muy bien criticando, calumniando o intentando dar lecciones de moral a los sindicatos mayoritarios, en lugar de ofrecer alternativas y soluciones donde están representados, critican cualquier acción de los mayoritarios, por nimia que sea, en lugar de tener una confrontación conjunta en contra de la dirección donde se encuentran.

El acoso a que somete a los mayoritarios está bien calculada y dirigida ideológicamente, consiste en dejar a los asalariados sin dirección frente a las bayonetas de la patronal, aprovechando del cambio generacional de aquellas fuerzas sociales que durante la dictadura lograron la universalización de servicios sociales básicos, como la sanidad, la educación, las pensiones…., que poco a poco nos están arrebatando por la falta de madurez de estas nuevas generaciones sin tradición en confrontaciones sociales, USO olvida que los sindicatos de clase pueden perder  temporalmente algún combate sindical, pero aun así siempre encontrarán refugio en el corazón de las masas y tarde o temprano podrá tomar su revancha, pero un sindicato que se haya apartando de su clase en las horas peligrosas no resucitará jamás, como a ocurrido en tiempos pasados.

USO centra especialmente sus críticas, moralinas e intentos de desprestigio sobre todo en UGT, una muestra más de su sumisión ideológica, proceso contrario ocurrió en UGT, se fundó el 12 de agosto de 1888 en Barcelona, por un grupo de veintiséis delegados, representantes de 44 sociedades de oficios, el sindicato estuvo relacionado con el PSOE desde su nacimiento en 1879, ya que hasta la década de los 70 la sindicación a UGT suponía la afiliación al PSOE y viceversa, pero en el 28º Congreso del PSOE de 1979, este, terminó aceptando la economía de mercado iniciando el proceso de privatización de sectores públicos económicos del Estado, tanto primarios, como secundarios, de servicios y de las diferentes ramas, tales como energéticas, telecomunicaciones, bancos…., UGT con este nuevo rumbo del PSOE y como sindicato de clase asalariada dejó patente su disconformidad a todas las medidas que fueron tomándose posteriormente por esta práctica socio-liberal, convocando junto a CCOO huelgas generales en 1988, 1992, 1994, 2002 y 2010, mostrando claramente su independencia política ideológica, la misma que carece USO.

El buen resultado que le ha dado al PP durante los últimos 8 años de gobierno del PSOE al criticar cualquier manifestación o medida tomada por el ejecutivo, basada en una campaña feroz de desprestigio a cada actuación realizada, le ha dado esa mayoría en el Congreso y la verdad es que los están mejorando, a peor, pero muy a peor lo realizado por al anterior gobierno y, la mayoría de los que les han votado cada vez más ven el error cometido, están sufriendo en si misma el despido gratuito, pérdida de atención médica con más de 2 años de paro, copagos sanitarios, subidas de impuestos indirectos (gasolina, alimentos, transporte, medicina…), todo por la bien orquestada propaganda negativa que llevó a la abstención o votando a los cantos de sirena del PP, el resultado nos lo muestran día a día, cada uno con algo diferente, siempre bajo la tutela del Capital, incluso desean cambiar las Ley de extranjería, Sanitaria, Fiscal…., en beneficio de los empresarios únicamente, por eso y a través de su pseudo-sindicato USO pretenden descabezar el movimiento obrero con una campaña similar en cada empresa o tajo, dejarnos mudos quieren, pero lo que están logrando es  poner al descubierto en cada paso que dan su carácter antidemocrático y antisindical, junto a la patronal quieren que abominen del sentimiento sindical los asalariados, sacarles de su equilibrio, decepcionarles y dirigir esta indignación hacia los sindicatos mayoritarios.   No hay tiempo que perder, debemos desenmascararlos.

Publicado en:

Esta entrada fue publicada en Internacional, Nacional, Sindicalismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comments Closed