1.196 años de Borbones

En la actualidad hay grandes familias mafiosas que se dedican a todo tipo de negocios realmente repugnantes, pero con la bendición de muchos dirigentes políticos, religiosos, financieros y la Banca principalmente. Son familias, sin conexión parental y dedicadas a todo tipo de tropelías, ente ellas se pueden destacar las siguientes: Ndrangheta, los Zetas, la Camorra, la Cosa Nostra, la mafia rusa, la mafia turca, las 5 familias de la mafia israelí, mafia albanesa, el Cartel de Juárez, el Cartel de Tijuana, el Cartel de Sinaloa, el Cartel del Golfo, la Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios,  los Mara Salvatrucha (o MS-13), la 18, las triadas de la mafia china, la Yakuza, y muchas otras menores que se integran o son eliminadas por las mayores.

Pero no hay ninguna familia de tipo mafioso y de mayor abolengo que la Casa de Borbón, esta es genuinamente parental, consiguiendo su especialización durante más de un milenio y maestros de intrigas palaciegas,  trepas con una divisa, la corrupción y el latrocinio (hurtos, fraudes de todo tipo, incluso fiscal), siempre cometidos contra los bienes públicos de sus súbditos, hasta dejarlos sumidos en la miseria por sus insaciables impuestos.

La Casa de Borbón es una rama de la Dinastía de los Capetos, la más antigua dinastía real de Europa de origen francés, aunque perteneciente al Reino de Navarra, cuando esta comprendía territorios a ambos lados de los Pirineos, y sucesora del Reino de Pamplona fundado en el año 824. Los Borbones desde su inicio demostraron su cualidad de advenedizos en sus muchos entroncamientos hasta lograr alcanzar el ser la monarquía hegemónica, llegando a reinar tras reiteradas felonías de sus representantes en ambos países y desde 1700 ya solo como dinastía borbónica en España, primero como Borbón y posteriormente Borbón-Dos Sicilias y del Gran Ducado de Luxemburgo (país paraíso fiscal europeo en la actualidad, qué coincidencia).
La rama secundaria de los Capetos gobernó Francia entre los años 987 y 1328, en ese periodo aparecieron los primeros señores de Borbón con Aimar de Borbón, pero se extinguió la rama masculina en 1171, la femenina entroncó con la Dampierre en 1196, el hijo de ambos pasó a llamarse Borbón, se extinguió nuevamente la rama masculina en 1249. De nuevo la rama femenina en Inés de Borbón-Dampierre, entroncó con Roberto de Clermont el décimo hijo del rey Luis IX de Francia (señor de Clermont), de aquella unión nació en 1319 Luis I de Borbón, el primer duque de Borbón, que gobernaron en Navarra y Francia como servidores de los Capetos, esa tercera saga accedió al trono de Navarra en 1555 con Antonio de Borbón, y posteriormente al trono de Francia en 1589 mediante su hijo Enrique IV, y ya con el título de Borbón, al ser las féminas de mayor rango jerárquico que sus consortes, iniciándose así la más nefasta dinastía que reinaría en Europa.

Empiezan a reinar en España en el siglo XVIII como  miembros de la Casa de Borbón con Felipe V y en el trono del sur de Italia con el Reino de las Dos Sicilias, añadiendo varios pequeños ducados y condados, así llevamos más de 300 años, sin cesar el saqueo, represión, dictaduras propias o de los sables que siempre rindieron pleitesía a ella, en lugar de a todos los ciudadanos de España, los que pagan impuestos para que sean sus defensores, no para estar al servicio de una familia, sino de todas las familias españolas.

Algunos ponen de ejemplo que ha habido presidentes de gobierno corruptos, citando Francia, esa es la gran diferencia, allí se les echó con los votos y, ni la población, ni el ejército reclamaron Monarquía como forma de Estado. En España también ha habido presidente de gobierno corrupto, Alejandro Lerroux, tres veces presidente de Gobierno entre 1933 y 1935, el trajo la corrupción conocida como Estraperlo, defenestrado, no consiguió salir ni como diputado en 1936, se auto exilió a Portugal y desde allí tras la sublevación militar, publicó una nota de apoyo a los alzados y envió a Franco varias cartas manifestándole su adhesión, incluso telefónicamente, regresó a España en 1947.

Epílogo: a las primeras mafias descritas al principio de este escrito, se las está combatiendo con leyes y otras formas más expeditas (según países). Para la nuestra, cuyos miembros son como las cucarachas, únicos seres vivos capaces de resistir un desastre nuclear y estirpe siempre considerada inviolable, solo hay una forma de acabar con ella en la actualidad,  las urnas, restableciendo definitivamente la REPÚBLICA ESPAÑOLA.

Esta entrada fue publicada en Borbones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comments Closed