Islamofobia aberrante

La islamofobia actual como actitud política, es verdaderamente aberrante, y más cuando
se hace desde la perspectiva centroeuropea por la descarada sumisión y apoyo de sus gobiernos a la política expansionista de las petroleras norteamericanas y la ocultación a los Terroristaseuropeos del verdadero motivo, el control de suministro a Europa de gas y petróleo que se viene fraguando con la construcción de un gaseoducto desde la península arábiga con el fin de controlar el comercio y contrarrestar el ruso, todo ello a través de Turquía con un gaseoducto que confluya con el que viene de Azerbaiyán (gaseoducto Nabucco), iniciado en el 2009.  Motivo principal de las guerras iniciadas en Irak, Siria, y las anteriores tras el desmembramiento de la URSS, guerras en su mayoría en países de religión islámica, cuyo fruto fue el derrocamiento, por la  intervención de la Cía., Bush, Blair y Aznar, de Sadam Hussein en Irak, país próspero, culto, sin problemas hospitalarios, alimentarios o sanitarios, con la destrucción del Patrimonio Humano,  de más de 5.000 años en monumentos, de obras que pasaron a manos privadas occidentales y las que quedaron sirven para el tráfico de los insurgentes nacidos al amparo de las potencias petrolíferas, estos las siguen vendiendo a potentados particulares como medio de financiación, lo mismo está ocurriendo en Siria con protagonistas similares, pero siempre con las petroleras, creadoras del radicalismo árabe en beneficio propio.

También actuaron estratégicamente en los países árabes del entorno del Mediterráneo más cercanos a las democracias europeas. Los distintos pueblos se alzaron contra las diferentes dictaduras, todas ellas apoyadas por intereses petrolíferos y ante el temor de una verdadera democratización que supusiera una merma de sus beneficios actuaron de forma que pudiesen seguir controlando el negocio.
En Libia los EEUU con la operación «Odisea al amanecer»  y apoyo a los insurgentes de centenares milicias árabes derrocaron a Gadafi que fue salvajemente torturado y en una supuesta elecciones democráticas nombraron jefe de gobierno libio a Abdulá al Thinni, militar apoyado por EEUU. En Túnez la “Revolución de los Jazmines”, también apoyada por el ejército terminó con el derrocamiento de Ben Alí (refugiado en Arabia Saudí), nombraron a Beji Casi Essebsi de 88 años, ministro de anteriores presidentes, destituido por corrupción en uno de ellos. Tras la “Revolución de los jazmines”, fue ministro y en la actualidad presidente, pero antes de su elección fue recibido por Srakozy; invitado especial junto con otros seis líderes africanos a la Cumbre del G8 en Deauville, también recibió la visita del primer ministro turco Erdogán, quien le expresó el apoyo incondicional de Ankara a la transición democrática tunecina. Por último, ya como gobernante, se desplazó a Estados Unidos con la invitación de Obama. En Egipto la primavera árabe fue ahogada por el ejército, colocando al frente del país a marionetas, derrocando Mubarak militar, presidente por un golpe de estado asesinando al presidente de entonces Anwar el-Sadat . Derrocado Mubarak toma el relevo Mohamed Mursi, su vida se desarrolló en los EE UU, sus hijos  nacidos y ciudadanos estadounidenses, que fue relevado del cargo por corrupción (a la espera de su condena a muerte), nombran a Abdefattah Al Sisi, militar igual que Mubarak (su juicio tres veces repetido por ellos), todos estos movimientos esperanzadores de libertad fueron derrocados con el apoyo de los EEUU dando pie al resurgir de los hermanos musulmanes y derivados de Al Qaeda en todo el Magreb, países potencialmente ricos en petróleo y gas y con la llave del Canal de Suez imprescindible para el transporte comercial y de crudo.
Estas guerras han provocado el mayor movimiento migratorio que se conoce, antes era por mejoras individuales, ahora lo es por huir de los conflictos provocados para el control del petróleo huyendo hacia Europa, nunca hacia Arabia Saudí o península arábiga, esa migración a Europa provoca la ismalofobia como excusa para enarbolar la bandera nacionalista paneuropea de ciertos grupos xenófobos (de financiación oscura), haciendo creer que es el islam el causante de todos los males, cuando en realidad lo es la codicia de unos pocos muy bien orquestadas para conseguir el total control de sus intereses, contando con colaboradores de la misma religión a los que se les obvia continuamente, siendo los que los pertrechan de armas y logística.
Ya dentro de Europa, otro conflicto nacionalista sirve al mismo interés,  estese desarrolla en Ucrania, al exacerbar el independentismo ucraniano por intereses de particulares utilizando al pueblo en beneficio propio, dirigido por el multimillonario Petróv Poroshenko presidente apoyado por los EEUU, se inició en los negocios gracias a los contactos criminales de su padre, encarcelado por robos en gran escala el año 1986. Turbios negocios, saqueando propiedad estatal empleando bandas armadas, apropiación fraudulenta de recursos presupuestarios, muchas veces acusado de estar involucrado en actos de corrupción en gran escala, tráfico de influencias, malversación de partidas del presupuesto público… https://eltabanoeconomista.wordpress.com/2014/05/29/, y cuando lo consigan dejarán a su suerte a la población ucraniana, hasta ahora son solo una ficha de distracción más para saber la respuesta rusa a un conflicto de mayor envergadura.

Publicado en:
Esta entrada fue publicada en Emigración, Internacional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments Closed