Por qué no firmé

En la Lozoyuela gobernada por el PP y como en casi todos los municipios gobernados por ellos, también se sumó a la vorágine constructiva, algunos municipios como el de Madrid tuvieron su obra faraónica que con sobrecostes y préstamos ha endeudado a su población,
pero al menos el soterramiento valen a los mortales. Lozoyuela inició su obra faraónica carretera-de-lozoyuela-a-la-navascon el fin que le dieron los faraones, lo mortuorio, no es que estuviera en contra, no lo entendía porque hay uno a 10 Km. en La Cabrera, me era indiferente el Tanatorio, pero los hechos me han dado la razón, no firmé la petición exigiendo acabar con premura el Tanatorio, y como yo, la mayoría de la población con derecho a voto en las últimas elecciones, de 803 votantes solo 140 firmaron la exigencia de acabar el Tanatorio, el 17,5% de votantes del 2016, falta saber si todos los que firmaron tienen edad de votar.
Pero no solo esta razón esgrimo, desde el 2014 hasta octubre de 2016 el número total de fallecidos residentes o nacidos en el pueblo, asciende a un total de 4 personas, algunas residían fuera de esta localidad o fallecieron en Hospital, aquí solo las trajeron para ser sepultadas. ¿Es, o no es, el Tanatorio una obra faraónica?, e inacabada por la anterior Corporación, porque falta alrededor de otros 50.000€ de inversión para ponerlo en funcionamiento, obra iniciada con un Presupuesto trampa porque en el 2010 se aprueba por importe de 352.149,91€. En agosto de 2014 se decide que sea con fondos propios del Ayuntamiento, el montante para la ejecución de la obra es de 268.918,73€, incluida Dirección de Obra, Plan de Seguridad y Salud, y Coordinación y Dirección de Obra, comienzan las obras en septiembre del 2014, y se da por concluida en diciembre del 2015 según Acta firmada de recepción de la Obra. Pero quedando pendiente: acometida eléctrica, los equipos de frío, calefacción, mobiliario, acondicionamiento exterior del edificio, el acceso de vehículos mortuorios, la puerta de cerramiento del acceso para los féretros, la fosa séptica (el proyecto carecía de acometida de alcantarillado), así como remates interiores y exteriores. Ninguna de estas partidas estaba contemplada en el Presupuesto de construcción del 2014, tampoco se el valor del terreno, supongo que municipal, y deduzco que bien podría ser la diferencia entre el proyecto del 2010 y el 2014, un importe total de 83.231,18€.
Tanatorio con la pretensión de entregar a manos particulares su explotación, una obra costeada por los vecinos únicamente, sin ninguna subvención, cuando los ingresos directos municipales es cerca de 1, 5 millones de €, y los gastos fijos entre personal del Ayuntamiento y gastos generales, es de alrededor de 1 millón. Del restante presupuestario 500.000€, se despilfarró el 60% en un año, en detrimento de las muchas necesidades de los vivos residentes, como podría ser viviendas sociales, sus pobladores pagarían impuestos y traerían vida a esta población.
Pero no es este el único caso, cada uno piense como quiera, también se aprobó hace años la maniobra más clara de especulación a mi entender, siendo responsabilidad de Fomento la sinuosa y peligrosa carretera que discurre entre Lozoyuela y Las Navas pasó a manos municipales, convirtiéndose posiblemente en la calle más larga de los 179 municipios madrileños, una calle de 2 Km., responsable desde entonces del  mantenimiento de una calle estrecha, mal asfaltada, donde solo puede pasar un vehículo en algunos tramos, peligrosa de transitar a pie, habría que dar una solución parecida a la que discurre entre Lozoyuela y Sieteiglesias, que se hizo no por iniciativa del grupo municipal, sino a propuesta de un vecino con petición registrada en el Ayuntamiento, y realizada casi 12 años después, retraso motivado por ser petición de un rojo, hoy morado. Otro caso es cuando se vendió una parcela municipal a una promotora para construir chales, y casualidad, el coste era el mismo que se invirtió, por obligación según Ley, en llevar alcantarillado y agua. Años más tarde se destruyó un campo de fútbol que tenía una subvención para poner césped artificial, y en su terreno se construyó Casita de niños y Pádel, cuando había otros terrenos o edificios infravalorados para la Casita de niños. El campo de fútbol se pretendía trasladar a la Dehesa vecinal (con propietarios, incluido el Ayuntamiento). ¿No sería el verdadero motivo, el tener alcantarillado para una futura promoción inmobiliaria en la carretera de la Estación?, reitero, que cada uno que piense lo que quiera, pero la vorágine especulativa no descansa y con ella la corrupción.

Publicado en:
Esta entrada fue publicada en Nacional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments Closed