Críticas a PODEMOS por sus alianzas

Si en algo se ha destacado PODEMOS es por su coherencia, se fundó como movimiento asambleario, algo que parece muy bonito, pero que a otros no gusta, la Asamblea funciona en un espacio reducido, no nacionalmente y menos como forma de partido, es mi opinión. Ahora critican el supuesto desastre electoral de PODEMOS en las elecciones vascas y gallegas. Como siempre cacareado por todo tipo de prensa escrita, Tv, prensa digital, en las tertulias de los voceros políticos, sectores de la socialdemocracia, y lo más paradójico, de antiguos miembros que se escindieron, por intereses personalistas, creando otros partidos diciendo que PODEMOS ya no es el del 15M, claro que no lo es, es un partido consolidado que ha llegado a ser partícipe del Gobierno, las críticas de estos tienen un sesgo claro, el «todos contra Pablo Iglesias», él ha demostrado ser un político de raza, uno de esos que solo salen cada 100 años. Esos que se alejaron en lugar de criticarle tendrían que analizar la situación, no pueden negar que ha sido fiel al espíritu del 15M, el asambleísmo lo mantiene a nivel nacional de forma mediática, ya no es la Puerta del SOL, como lugar de reunión, hay círculos por lo general pocos activos, no estamos en el 2011, esos críticos tampoco hicieron Asambleas para exponer sus «cuitas», se valieron de los medios que criticaban a PODEMOS, lógico por su actitud personalista, ellos son culpables de la situación vivida en ciertas autonomías, y posiblemente lo intentarán en otras. Todos quieren ser gallos de su corral; poco conocidos serían sin haberse arrimado, son advenedizos a PODEMOS. Aquél 2014 a nivel europeo fue el empujón para su gran salto en el 2015 en las municipales y generales, inicio de los aprovechados para medrar.
El éxito fue crucial, y aquel inicio también lo fue del acojone de los reaccionarios de derechas y de la socialdemocracia,  empezaron su actuación inmisericorde contra él con toda clase de bulos, que la justicia ha desbaratado por infundados y ganando todos los pleitos, pero la prensa al servicio de los poderes fácticos (capital y eclesial) no cejan, y ha impregnado en todos los sectores políticos la animadversión hacia Pablo, momento que los advenedizos de PODEMOS aprovecharon para erigirse líderes de su entorno, al creer que Pablo caerá, unos creando nuevos partidos. Es lo que pretenden el capital y la Iglesia, con sus distintos partidos y la inestimable ayuda de los vividores de puertas giratorias, la mayoría de los barones socialdemócratas, quitándose el disfraz sin escrúpulos para mostrar su faz conservadora.
Por desgracia la actitud de muchos partidos que se dicen progresistas, son partícipes de esas críticas, incluso nuevos que dicen ser republicanos, otros se pueden vestir de Asociaciones Culturales, pero muchos de ellos esconden su verdadero significado político, son progresistas de pastel, junto a los que siempre piden la abstención, todos hacen el juego a los reaccionarios, actitud dañina por sutil, bien camuflada por dirigentes o portavoces, que en un principio captan adeptos, pero terminan descubriéndose, si se dicen progresistas deberían de actuar con una crítica de mejora, no realizar una parecida a la de otros partidos. Grandes logros se han conseguido con PODEMOS en el gobierno en poco tiempo, no estoy aquí para enumerarlos, PODEMOS actúa como puede dentro de él, hay ministros con posturas totalmente diferentes, pero si no estuviera PODEMOS las mejoras actuales para los necesitados y victimas que sobreviven precariamente al quedarse sin ingresos, sería muchísimo peor, pero de eso no hablan, lo importante es criticar de la forma que sea, no por las medidas tomadas a consecuencia de la Pandemia y sus secuelas, hacia los enfermos del COVID y resto de la población, contraria a como actuó el gobierno del PP contra los enfermos de hígado al no querer subvencionar un medicamento para salvar sus vidas, el SOVALDI, por ser muy costoso, fallecieron más de 4.000 pacientes. Critican a Pablo por las elecciones del 12 de julio, dejando a un lado su presencia en el gobierno de coalición, centran en su persona el resultado, sin mentar al acoso de los medios contra él, que es el motor de ellos y utilizan los advenedizos, que se abstuvieron o votaron en contra, como supuestos demócratas. De pronto desprecian lo conseguido, al obviarlo, cuando PODEMOS en el gobierno aboga por más medidas sociales para los ciudadanos de a pie, apoyando a lo conseguido, solo por esto deberían de ofrecer apoyo  a su labor y no socavar sus raíces, como dijo Pepe Mújica «las izquierdas se dividen por ideas. Las derechas se juntan por intereses». En este caso yo lo definiría de otra manera «unos prefieren el protagonismo antes que sus ideas, apoyando de esa forma a los que solo quieren, como sea, el vil metal». Los grupos progresistas deben aunar esfuerzos para lograr las medidas sociales arrebatadas con los Gobiernos anteriores, solo interesados en la privatización de lo público.

Esta entrada fue publicada en General, Nacional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments Closed